Guía práctica para tomarte fotos que comunican tu marca personal (y te ayuden a atraer clientes)

Si quieres atraer clientes, tu imagen debe complementar – y ayudar – a difundir tu mensaje, NO distraerlo.

Las fotos que usas para venderte como coach, consultor, psicólogo, autor, instructor, etc. son uno de los elementos de marca personal que comúnmente pasan a un segundo plano.

Aunque NO dependas de atraer clientes en línea, tus clientes YA ESTÁN en línea y lo más seguro te van a buscar ahí en algún momento (antes, durante o luego de la compra).

Si estamos en la era del Internet donde lo VISUAL es esencial para capturar la atención y donde las fotos dicen más que mil palabras…..las tuyas ¿no deben de decir algo significativo?

Pero primero, ¿adónde utilizas tus fotos profesionales?

  • En tu página Web
  • En tus medios sociales
  • En tus materiales de marketing (tarjetas de presentación, afiches, brochures, etc)
  • En tu biografía profesional
  • En propuestas
  • En tu libro o e-book 
  • En tu media kit y comunicados de prensa

 

Aunque modelos y celebridades hacen el tomarse fotos lucir algo natural y espontáneo, en realidad las sesiones que se toman con motivo de vender su imagen – u otro producto – es planificado hasta el más mínimo detalle y esto es lo mismo que te recomiendo a tí.

La claves es pre-producir tu sesión de fotos para que estés preparado ANTES de llegar a la sesión de fotográfica. Piensa que tu película son las fotos finales y el rodaje es la sesión fotográfica.  Este es el momento para que te pongas el sombrero de productor + marketero y tomes control de tu imagen… porque al final, la película es TUYA, y no es la del fotógrafo.

Te recomiendo: 5 pasos para identificar (realmente) a tu cliente ideal

¿Cómo tomas control? Planificado tu sesión al menos 72 horas antes del “rodaje” y teniendo el objetivo de lograr comunicar tu genialidad al público que quieres servir de manera auténtica, llamativa y diferente. Sigue estos pasos para hacerlo.

7 pasos para pre-producir tu sesión de fotos profesional:

Paso #1: Decidir qué quieres transmitir

Todos los aspectos de tu marca personal – incluyendo tus fotos – deben de alinearse con lo que representas. Corporaciones y marcas que todos conocemos hacen esto todo el tiempo para conectar con su audiencia. Apple transmite diseño + innovación; Nike empoderamiento; McDonald’s felicidad; Disney magia.

Debes tener claro 4 elementos esenciales de tu marca personal como emprendedor:

– Tu propuesta de valor (lo que ofreces y quieres que te paguen por ello)

– Tu posicionamiento (lo que te hace diferente a otros ofreciendo lo mismo que tú)

– Tu visión (lo que quieres lograr y cómo quieres que otros te vean A LARGO PLAZO)

– Tu misión (aquello que haces AHORA y contribuye a tu visión)

Al conocer esto, se te hará mucho más fácil  – y mucho más estratégico – elegir cómo mejor expresar lo que representas de manera visual.

¿Sientes que si tuvieses más claro estos 4 elementos de marca personal, te iría mejor comunicando quién eres y qué ofreces? Te invito a tomar parte de mi curso online de marca personal para emprendedores que ofrezco 4 veces al año en colaboración con la Universidad de Puerto Rico. Es un curso práctico y abierto a todos los países. Detalles aquí.

Paso #2: Busca inspiración

Comienza por buscar “fotos profesionales” o “headshots” en Google y selecciona sólo ver  “imágenes” en los resultados para que sólo veas fotos en los resultados. Aquí verás una gran cantidad de diferentes fotos profesionales para que tengas una idea general con diferentes industrias y estilos. Para inspiración también te recomiendo ver mi tablero “My Headshot Board” en Pinterest.

Luego que tienes una idea general de lo que te gusta y no te gusta, busca inspiración más especifica a TÚ marca personal y negocio. Busca, por ejemplo “coaches” y “fotografías profesionales,” busca otras personas que hacen lo mismo que tú (como a tu competencia) e inclusive personas que tal vez no hacen lo mismo pero admiras. Recuerda que NO es copiar….si no tomar inspiración.

Consejo práctico: Selecciona diferentes fotos que te gustan (por su estilo, el fondo, la vestimenta, la pose, etc.) y grábalas en tu teléfono móvil para que cuando estés en tu “rodaje” fácilmente las puedas sacar para inspiración en el momento. También, asegúrate enseñarle estas fotos a tu fotógrafo ANTES del día para que tengan una conversación de lo que buscas.Si usas Pinterest, puedes crear tu propio tablero como inspiración.

Paso #3: Selecciona tu fotógrafo

NO tienes que invertir mucho dinero en un fotógrafo profesional (aunque si cuentas con los medios, genial). Todos conocemos a un amigo o familiar que tiene una cámara profesional. Ahora es el momento de pedirles su ayuda. ¿Otro beneficio de tener a un amigo como fotógrafo? Te ayudará a relajarte e inclusive decirte chistes que saquen tu mejor sonrisa 🙂

Si quieres contratar a un profesional, la mejor manera es encontrarlo a través de referencias. Pregúntale a ese amigo o colega que tiene unas fotos geniales que te conecte con su fotógrafo. También buscar a fotógrafos en Facebook y Google usando los términos “fotógrafo” y “nombre de tu ciudad” también te puede dar buenos resultados. Inclusive, he conocido emprendedores que consiguen fotógrafos que han seguido por algún tiempo en Instagram.

Consejo práctico: Si vas a pagarle a alguien, debes escoger muy bien ….así mismo como no seleccionarías cualquier fotógrafo para tu boda, así mismo debes de tratar tu “rodaje.”

Habla con 2-3 fotógrafos ANTES de contratarlos, explícales lo que quieres hacer, muestrales tus fotos de inspiración, pregunta por sus diferentes paquetes (¿incluye cuantos cambios de ropa? ¿cuántas horas? ¿cuántas fotos? ¿incluye retoque?) y pídeles su portafolio de fotos (donde muestran su trabajo). Luego puedes hacer la selección que más te cuadre. Recuerda que alguien que se especialice en fotografiar bodas o paisajes, tal vez no sea tu mejor opción.

Paso #4: Coordina lugar, hora y fecha

Si no es un fotógrafo profesional, lo más seguro es que no tenga el equipo de iluminación necesario para tomarte las fotos en interiores así que la clave aquí es que utilices la iluminación natural del sol en los exteriores y problema resuelto.

Dependiendo de la iluminación que tengas disponible, primero decide si la sesión de fotos será en interiores o en exteriores. Lo ideal es que tu fondo refleje una parte de tu marca personal que quieres transmitir – ya sea dentro de tu espacio habitual de trabajo o reflejar el lugar donde vives.

Por ejemplo, si quieres transmitir tu amor por la naturaleza, puedes elegir un parque; si quieres transmitir tu amor por el ejercicio, puedes optar por el gimnasio; si quieres transmitir el encontrar paz dentro de una vida ajetreada, puedes elegir poses de serenidad en las calles de la ciudad; si quieres transmitir que ofreces servicios online, puedes elegir tu oficina o sentada en un café con tu computadora.

Paso #5: Selecciona tus cambios de ropa 

Como ya te tomaste el tiempo de pre-producir tu sesión y coordinarla, una de las mejores maneras de maximizar la oportunidad es el traer por lo menos otra muda de ropa (o más). Este cambio de atuendo puede ser algo tan sencillo como un cambio de blusa y peinado o tan completo como un “look” totalmente diferente.

Lleva diferentes opciones de zapatos porque no quieres que tu calzado sea una restricción para una pose divertida de cuerpo completo. ¿Esos tacones que se ven bellos pero molestan en cantidad? Este es el momento perfecto para darles uso 🙂

Está más decir que lo que escojas para ponerte debe quedarte MUY bien, pero que también refleje lo que quieres comunicar…..el verdadero TÚ. No queremos aparentar algo que no somos. Por ejemplo, si eres instructora de yoga y siempre andas en ropa deportiva, no vas a retratarte luciendo como una ejecutiva con saco y falda.

¿Tips para qué elegir? Si quieres lucir espontánea, divertida y/o creativa, opta por ropa de estampados y/o colores vibrantes. También puedes resaltar un accesorio en particular que le ánade personalidad instantánea a tu foto, como un collar, corbata, aretes o zapatos de diseñador o llamativos. Recomiendo alejarte del negro a menos que el atuendo sea verdadera espectacular o lo combines con accesorios llamativos.

Si piensas necesitas ayuda con tu atuendo, te recomiendo buscar ayuda de un amigo – o mejor aun a un profesional, como a mi querida clienta Monica, que ofrece consultas virtuales y también ofrece con un curso en línea para que encuentres tu estilo: www.mdmode.com.

Paso #6: Haz un listado con tus “props”

Una manera sencilla – pero muy impactante – de hacer tus fotos diferentes y bien “en marca” es el incorporar artículos en tus fotos – llamados “props” en inglés. Por ejemplo: si eres fotógrafo, tomarte fotos con tu cámara, si trabajas de manera virtual incorpora tu móvil o computadora; si eres sanadora y utilizas aceites y cristales, pues úsalos en tu fotos….tienes la idea.

Estos artículos te ayudan a comunicar tu marca de manera visual y también te hacen diferente a los demás. Otro beneficio añadido es que te ayudan a relajarte y mostrarte más casual….porque no siempre sabemos adonde colocar nuestras manos en las fotos, ¿verdad? 🙂

Aquí es tu momento de ser creativo y mientras más “props” lleves a tu “rodaje,” mejor. (Créeme, te encantará tener diferentes opciones de artículos porque te servirán como inspiración durante la sesión). Llévalos todos en una maletita junto con tus cambios de ropa para que sea fácil para transportar el día de la sesión.

Paso #7: Práctica tus poses

Tus poses deben mostrar seguridad, pero también ser lo suficiente natural para que tu audiencia pueda visualizarte como realmente eres (si al final quieres que te contraten, debes inspirar confianza y que sientan que seria genial conocerte más y pasar tiempo contigo).

Mi recomendación es que te alejes de los “headshots” (fotos del torso) que están sobre-usadas lucen bien corporativas y aburridas (solo ve a LinkedIN para que veas todas las fotos de mitad de cuerpo con el fondo negro o blanco  y cruzando las manos en el pecho). Aunque este tipo de fotos es la norma en muchas industrias, la misma arregla no aplica a emprendedores….porque nosotros NO tenemos reglas 🙂

Experimenta con diferentes expresiones faciales, juega con tus manos y movimientos de piernas para mostar tu verdadera personalidad. Mira directamente a la cámara, a un costado y hacia arriba, como también mira seriamente, cierra los ojos, etc.

No olvides experimentar también sentarte en el suelo y en una silla e incluye poses estilo “close-up” (solo tu cara mirando a la cámara). Práctica lo más que puedas al frente del espejo e inclusive, pídele a alguien que te tome fotos con tu móvil ANTES de la sesión y estudia cuáles poses te van mejor.

Te recomiendo: Cómo añadirle personalidad a tu marketing para atraer a tu cliente ideal

¿Qué hacer el día de la sesión de fotos?

Llegó el gran día de tu “rodaje” y que toda tu pre-producción tome forma. En este día, TÚ eres la estrella…así que te preparas como una. Toma un buen descanso y asegúrate que tu pelo, uñas y cara comuniquen que eres una persona de éxito.

Si eres mujer, lo más recomendable es que vayas a un profesional (o un amigo que sabe lo que hace) para que tu pelo y maquillaje estén listos para la cámara – especialmente el maquillaje. También, procura pasarte loción o aceite en tus brazos y piernas….no quieres lucir piel seca. Además de lucir espectacular, te quieres sentir espectacular….porque eso lo capturará el lente.

Pídele a un amigo que sirva de asistente en tu sesión de fotos para que cargue la maletita. que te ayude a cambiarte de ropa y se asegure que te veas impecable en todo momento.

Así también como las películas graban su “detrás de las cámaras,” ¿por qué no también TÚ hacerlo? Tu amigo también te puede ayudar a tomar fotos de tu sesión de fotos con tu móvil, y hasta hacer Facebook LIVE, Instagram Stories e Instagram LIVE. Osea….documento tu día como toda una estrella e invita a tu audiencia a compartir la experiencia contigo. Estarás creando expectativa antes de que vean el resultado final 🙂

¿Qué haces luego de la sesión de fotos?

Elijes las mejores fotos y escoges cuáles vas a utilizar oficialmente en tus materiales (las no-oficiales aun puedes usarlas en tus medios sociales). Lo ideal es que el mismo fotógrafo te edite las fotos oficiales (las que usaras en tus materiales de marketing) usando un programa como Photoshop. Si no puede hacerlo, puedes pedir retoques de fotos por $5-$25 buscando a un experto de Photoshop en Fiverr.com.

Como última opción, puedes editarlas tú mismo con aplicaciones con tu móvil como “FaceTune.” Ojo de NO abusar de este paso del retoque. Aumentar la iluminación e inclusive suavizar alguna arrugas y rollitos de tu cintura esta bien, PERO no quieras lucir 20 libras de menos o 20 años más joven….porque se notará 🙂

Recuerda que el fotógrafo puede saber tomar buenas fotos pero no necesariamente sabe de marca personal ni ventas….y tal vez hasta no te conozca lo suficiente para resaltar tu personalidad, así que es TÚ labor comunicar lo que TÚ quieres transmitir al frente de la cámara.

Ahora, ¡a comunicar tu genialidad!

¿Estás listo para diseñar un servicio o producto basados en tus conocimientos? ¿Sientes que necesitas  necesitas ayuda diseñando la oferta y luego atraer clientes? Te invito a una sesión de descubrimiento conmigo para que me cuentes lo que quieres hacer y yo te contaré cómo mi programa de mentoria virtual Genial Tú  te enseña a hacer tu propio marketing. Agenda tu Sesión de Descubrimiento gratuita y online AQUÍ.

¿Te gustó este articulo? Entonces te va a ENCANTAR mi e-book, “Véndete Mejor Para Vender Más” con 5 técnicas de marketing personal para atraer clientes en vez de correr detrás de ellos. Descárgalo GRATIS ahora.

Descarga el e-book gratis AHORA.

Descarga el e-book gratis AHORA.

Al bajarlo, también te suscribes a mi lista de contactos donde te envio artículos, recursos y eventos como este con consejos prácticos de marketing y marca personal para comunicar tu genialidad…..y atraer clientes.

¿Tienes preguntas o comentarios sobre este articulo?